Métodos de análisis acústico-emocional del canto operístico (Parte II)

Métodos de análisis acústico-emocional del canto operístico (Parte II)

Un estudio de Reneé Timmers (investigadora en la Universidad de Sheffield, Reino Unido), publicado en el 2007, fue desarrollado para investigar la relación entre la expresión vocal, la estructura musical y la emoción; además de verificar cómo dichas relaciones han cambiado durante el siglo XX, específicamente en el performance de tres canciones de Schubert. Para ello, utilizó grabaciones que abarcan el periodo de 1907-1977, con énfasis en el período entre 1920 y 1950, su colección incluye cantantes famosos de distintas generaciones que, en algunos casos, interpretan más de una de las canciones seleccionadas.

Método de codificación y relaciones.

En su investigación, Timmers analiza los cambios emocionales en pasajes musicales a nivel del compás musical.

El método de Timmers se divide en cuatro etapas:

1. Caracterización de la actividad, la valencia y la tensión emocionales. Timmers asigna números de acuerdo a la actividad emocional del pasaje analizado de la canción. Si la actividad es alta, asigna un “3”, si es media, un “2”, y si es baja un “1”. Para llevar a cabo esta caracterización, Timmers toma en cuenta las características melódicas y rítmicas del pasaje musical analizado. Pasajes activos con una melodía triádica y un rango melódico mayor a una cuarta se distinguen de pasajes tranquilos con notas más largas y movimiento melódico por grados conjuntos. Esta distinción entre pasajes continúa a través de la pieza musical y se acompaña de sus relaciones con el texto.

De la misma forma, si la valencia emocional es positiva, Timmers asigna un número “1”, y si es negativa, le asigna un “0”. Para determinarlo, se basa en el texto (en relación con los estados de ánimo del personaje) y en la armonía (acordes y tonalidades musicales).

La tensión es calificada con un “0” si es baja, o con un “1” si existe un punto alto, de acuerdo a los acentos rítmicos y melódicos del pasaje musical.

2. Codificación de la estructura musical. En esta etapa, Timmers, utilizando la partitura, analiza el contorno melódico (altura tonal en semitonos), la densidad rítmica (número de notas en cada compás musical), determina si existen finales de frase en cada compás y puntos “altos” en la melodía. Todos los cálculos o asignaciones numéricas se realizan por compás musical.

3. Medición de la expresión vocal. En esta etapa, se realizan medidas de duración en cada compás, la amplitud o nivel sonoro promedio de cada compás, la frecuencia y extensión del vibrato en notas largas y el número de aumentos o incrementos (variaciones) de la frecuencia fundamental por compás.

Para realizar estas mediciones, Timmers utiliza la visualización del espectrograma FFT en un programa de cómputo denominado PRAAT. La ubicación de inicios y finales de compás se determina manualmente utilizando una herramienta de anotación y marcado. Timmers señala que el inicio de tonos vocales es difícil de determinar con exactitud y de forma coherente; así que, como regla general ella utiliza la determinación de que la aparición de un tono de voz coincide con el inicio de la vocal, que es también el inicio de la parte periódica de la señal.

También, Timmers se enfrentó con algunas dificultades en la determinación de la frecuencia fundamental, ya que sólo se podía determinar con exactitud cuando la señal de voz se presentara considerablemente más fuerte que el acompañamiento. Menciona que:

la detección de la frecuencia fundamental es generalmente mejor en las grabaciones más antiguas, donde la voz es mucho más fuerte que el acompañamiento, que en las grabaciones modernas (desde la década de 1960 en adelante), donde el piano y la voz están en igualdad de equilibrio: en estas grabaciones modernas, sólo partes de tonos cantados, a menudo las partes más fuertes, se detectan correctamente y se pueden utilizar para medir la frecuencia fundamental.

Para determinar las medidas del vibrato, Timmers localiza visualmente en el espectrograma FFT las notas largas representativas de cada compás y determina manualmente los picos o depresiones de la onda de vibrato en dicha nota; mide los valores máximos y mínimos en semitonos. Para calcular la frecuencia del vibrato, verifica la duración de la nota y la divide entre el número de ciclos de vibrato contados visualmente. En la Figura 1 se puede observar el ejemplo que Timmers provee en su artículo, donde las líneas verticales en gris claro indican la distancia en tiempo entre dos picos de vibrato en la nota larga correspondiente.

timmersvibrato

Fig. 1. Determinación del vibrato, por Timmers.

Para determinar el número de variaciones de la frecuencia fundamental, por compás, Timmers utiliza el análisis visual apoyado por la audición de la grabación; hace una distinción entre variaciones de la frecuencia fundamental grandes y pequeños, que se dan en voz más intensa y menos intensa, respectivamente.

4. Correlaciones entre medidas y codificaciones. Una vez que Timmers concentra sus codificaciones y mediciones en tablas y gráficas, emplea fórmulas de análisis de regresión múltiple para relacionar las medidas obtenidas en las codificaciones y la expresión emocional. Timmers no proporciona una explicación detallada de esta etapa en su artículo y prosigue con la descripción de sus resultados.

En los resultados de su investigación, Timmers presenta las características generales de los performances analizados, las similitudes en la expresión entre performances y las relaciones entre la expresión, la estructura y la emoción. Timmers encontró claras semejanzas en las estrategias de performance adoptadas por cantantes diferentes para expresar características emocionales. Estas semejanzas ocurrieron a pesar de diferencias en los estilos del performance. También encontró algunas diferencias de desarrollo de los performances en lo histórico, tales como el aumento en el ritmo de vibrato y el decremento de la extensión del vibrato de los cantantes a lo largo del siglo XX.

Referencia bibliográfica:
Timmers, R. (2007). Vocal expression in recorded performances of Schubert songs. Musicae Scientiae. Vol XI, no. 2, pp. 73 – 101.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *