Evocanto

Es un programa de cómputo, creado como herramienta tecnológica auxiliar en la práctica, enseñanza y aprendizaje de la técnica vocal. Facilita una valoración objetiva del desempeño del cantante en su emisión de voz.

Evalúa en tiempo real la producción de voz en cuanto a entonación, nivel de vibrato y la existencia de resonancia; además muestra una aproximación de la configuración del tracto vocal. Dichos elementos provienen del análisis espectral de la señal de voz que recibe el programa por medio de cualquier micrófono. Evocanto también incluye en su pantalla la gráfica espectral de las frecuencias en el tiempo, incluyendo las frecuencias formantes.

La interacción en tiempo real hace que el usuario pueda experimentar adecuaciones de su propia técnica vocal y observar inmediatamente los efectos manifestados en la señal acústica, por lo que se obtiene información adicional a las indicaciones técnicas y musicales del maestro de canto.

¿Cómo adquirir Evocanto?

Si estás interesado(a) en adquirir Evocanto, puedes descargar una versión del programa por medio de un donativo. Esta versión sólo funciona en sistemas operativos Windows.

Me interesa adquirirlo!

Uso del programa

Para utilizar Evocanto, es necesario realizar correctamente la configuración de la entrada de audio a la computadora a través de un micrófono.

Si se utiliza una interfaz de audio o tarjeta de sonido externa a la computadora, se debe conectar y configurar de acuerdo a las especificaciones técnicas de dicho dispositivo. Posteriormente, se necesita indicar a la computadora que tome la línea de micrófono de dicha interfaz como la entrada de audio predeterminada.

Los controles de la pantalla de Evocanto están diseñados para mostrar los resultados del análisis vocal. El usuario puede cambiar estos resultados solamente con su voz al micrófono. Las funciones que puede ejecutar el usuario al dar “click” con el mouse de la computadora en determinadas partes del programa, son: Iniciar o Detener el análisis – con el botón de encendido y apagado; Limpiar pantalla – doble click sobre el área de imagen del tracto vocal; Cerrar el programa – click en el botón superior izquierdo; y visualizar la ventana de ayuda – click en el botón de ayuda “?”.

Se recomienda que, para practicar con Evocanto, se realicen con anticipación ejercicios de relajación muscular y se adopte la postura corporal correcta para comenzar a cantar. Incluso se pueden realizar algunos ejercicios de respiración y/o vocalizaciones, para dar cierta flexibilidad a la voz; empezar con ejercicios de menor dificultad o con tonos medios, tratando de nunca forzar el mecanismo de la voz en la emisión. Se pueden realizar dichos ejercicios de acuerdo a las recomendaciones del profesor de canto o algún método existente (Guía de vocalizaciones de la A a la Z).

Ejercicios con Evocanto

A continuación se enumeran algunas actividades que se pueden realizar con Evocanto, como complemento del entrenamiento vocal.

1. Cantar las cinco vocales en los diferentes registros de la voz propios de cada cantante. Localizar el punto de cambio entre dichos registros, es decir, las “notas de paso” y verificar los cambios que se suscitan en la forma o configuración del tracto vocal.

2. Localizar las vocales y alturas con mayor dificultad técnica. Comparar los cambios del tracto vocal y del espectro al realizar cambios en la apertura bucal, en el velo del paladar, en el descenso de la mandíbula, en la contracción o distensión de la lengua y en la protrusión y movimiento de los labios.

3. Entonar vocales e incluso consonantes sonoras (/m/, /n/). Observar los cambios que se producen en el espectro. Notar los cambios de energía y variaciones en la entonación al iniciar y finalizar una nota. Sostener sonidos por tiempos variables de duración, desde 1 segundo a varios segundos*.

4. Cantar con distinto nivel de sonoridad, es decir, aumentar y disminuir la intensidad o volumen de la voz. En voces graves, verificar la aparición de formante del cantante y en voces agudas verificar la sintonía de las formantes con los armónicos, al cantar con un alto nivel de energía. Experimentar cambios de sonoridad y compararlos con cambios en la configuración del tracto vocal.

5. Comprobar el nivel de vibrato. Distinguir que conforme se entrena la voz de modo correcto, el vibrato oscilará en niveles “normales”, es decir, entre 5 y 7 Hz, en el centro de la barra deslizante indicadora del vibrato. Hacer cambios voluntarios en el nivel de vibrato y verificar los cambios en pantalla. Evocanto sólo registrará cambios en la frecuencia de vibrato si el vibrato se realiza de forma natural en la fuente glotal de voz con apoyo en el diafragma.

6. Practicar la entonación de las notas musicales y su ajuste. Hacer que el ajuste en cents de la nota musical quede cercano a cero (0 cents), en la barra medidora, ya que esto indica una entonación exacta. Aún ajustes de entre unos 5 cents positivos o negativos pueden considerarse normalmente como excelentes.

7. Realizar pruebas de entonación con diferentes intervalos musicales. Verificar los cambios que se producen al pasar de un tono a otro; hacer tonos ligados y picados (con duración mínima de 1 segundo).

* Evocanto tiene un tiempo de análisis mínimo de 0.7 s (siete décimas de segundo), que no permite analizar tonos muy cortos.

Todas estas actividades son sólo algunas sugerencias. Sin embargo, se pueden crear otras u otra manera de aplicarlas, de acuerdo al contexto en que se utilice el programa (personal, académico, educativo, etc.), así como al criterio del profesor o a la práctica y avance del alumno de canto.

Publicaciones sobre Evocanto: 

Evocanto (Revista Computación y Sistemas)