Algo imprescindible para cantar mejor

Todo arte consiste en una parte técnico-mecánica y una parte estética. Un cantante que no puede superar las dificultades de la primera parte nunca puede alcanzar la perfección en la segunda, ni siquiera un genio.

Mathilde Marchesi

La parte técnica del Canto es muy importante para poder llegar a dominar tu voz y evolucionar naturalmente hacia una interpretación completa, integral y emotiva. Pero las clases, la vocalización y el entrenamiento no son los únicos elementos que te llevarán a mejorar tu canto.

Una parte muy importante, incluso imprescindible es evaluar tu voz para poder medir el nivel de avance.

La evaluación consiste en verificar todos los aspectos involucrados en tu práctica y determinar si han contribuido a que avances, o a que retrocedas, o incluso a que te encuentres estancado.

Eso es algo que no sólo corresponde a tus maestros. Si tú cuentas con herramientas suficientes también puedes medir tu desempeño. De hecho, eso se llama «auto-evaluación» y te ayudará bastante a generar más conciencia sobre el funcionamiento de tu voz. Eso te da muchas ventajas, pues al conocerte mejor serás más sensible a los cambios que puedas experimentar en tu práctica del canto y estarás más atento a tus necesidades particulares.

A continuación describo tres pequeños ejemplos con los que te muestro las razones por las que debes medir tu desempeño constantemente:

1. Porque tu voz cantada es única.

Lilia se sentía algo confundida pues sentía su voz muy diferente después de vocalizar. Ella no sabía lo que le pasaba, sólo que sentía «algo raro» en la garganta y que su voz para hablar ya no salía igual que antes de cantar.

Decidió no decirle a su profesor de canto, pero sí preguntó entre sus compañeros más cercanos si les pasaba lo mismo y qué podría ser. Por supuesto cada persona le dio una explicación de acuerdo a sus propias experiencias o, peor aún, experiencias que otras personas a su vez les habían platicado, acompañadas de sus respectivas recomendaciones y hasta de remedios caseros.

Lilia decidió poner en práctica algunas cosas de las que le habían recomendado, como tomar miel con jugo de limón o tomar un vasito de tequila antes de la vocalizada. Después de algún tiempo, Lilia comenzó a enfermar de la garganta más seguido de lo habitual y llegó un día en que, estando en plena clase, ya no le salía la voz.

Fue terriblemente desmotivante y vergonzoso, tanto que llegó a plantearse que ella no servía para cantar.

Si yo pudiera dar un consejo hoy a Lilia le diría que se acercara a la ciencia para conocer su propia voz, que hoy existen herramientas tecnológicas mediante las cuales puedes saber el estado concreto de tu voz y qué es lo que está pasando con ella. E incluso que las soluciones para unos no lo son para otros, pues cada voz es diferente y existen expertos que sabemos detectar esas particularidades.

2. Porque como cantante eres más sensible al funcionamiento de tu voz.

Sólo el 0.02% de la población en general recurre a consulta médica por problemas en su voz. Sin embargo, el 11.5% de los cantantes acude a consulta al descubrir cambios en su voz.

Mírate por un momento como el más famoso y brillante cantante en tu estilo musical, reconocido por el público y con una agenda completa para los próximos cinco años.

Cansado y experimentando niveles insuperables de estrés, tu voz comienza a mostrar repentinamente algunos signos de inestabilidad, fatiga e incluso lesiones.

¿A quién te diriges? ¿Qué pasos tomas para resolver el problema? En este caso, lo más probable es que podrías recurrir a uno de los mejores expertos en voz del mundo, que haya acumulado años de experiencia y haya desarrollado un conjunto único de herramientas para lidiar con la voz del canto.

Pero, ¿qué sucede si no estás en ese nivel? La mayoría de los riesgos de trastornos de la voz se presentan -lamentablemente- en la formación y en las primeras etapas de una carrera. Es posible que en los primeros años de tu formación como cantante no tengas las herramientas prácticas o incluso el conocimiento para acceder al experto mundial buscado por los cantantes famosos.

En tal caso, sería maravilloso conocer a un experto en voz cantada que te ayude a tener herramientas para medir tu desempeño constantemente y detectar lo antes posible cualquier defecto potencial. No importa que no seas famoso, aún.

3. Porque como cantante compites contigo mismo.

Carlos fue mi alumno hace algunos años, yo lo capacitaba para cantar Ópera. Su voz es de Tenor. Una vez lo invitaron a concursar en una competencia en la ciudad donde vivía, pero el concurso era de otro estilo musical más popular.

Me preguntó si yo podía ayudarle a preparar su canción. Acepté y estuve ayudándolo. Si bien Carlos era principiante en esto del canto, tenía buenas bases para interpretar de manera correcta una canción popular y que no se escuchara «acartonada» por su formación operística.

Cuando su canción, desde mi punto de vista, estaba lista, él me preguntó: Maestra, ¿cree que yo logre cantar más bonito que los demás en el concurso? Le respondí: yo no puedo responderte esa pregunta, lo que sí puedo decirte es que estás en buenas condiciones para presentarte y hacer un muy buen papel.

Pasó el concurso. Cuando Carlos se presentó de nuevo en mi clase, con mucha emoción me dio la buena noticia de que ¡había ganado!. Le pregunté: «entonces, ¿fuiste el de la voz más bonita?». Él respondió: maestra, he comprendido que los concursos no son para que gane la voz más bonita, sino para aquel que da todo en el escenario.

Es así. No compites contra nadie. Cada voz es única y gana quien demuestre el mejor desempeño en sí mismo. Tú eres tu único contrincante. Si estás en constante competencia contigo mismo, estarás en constante superación.

Entonces ¿Cómo puedes medir la capacidad de tu voz para cantar?

Te presento una, la primera, de varias herramientas que pueden ayudarte.

Investigadores y médicos de la voz desarrollaron y validaron un instrumento para medir el impacto de los problemas de voz entre cantantes.

Así surgió el Test para calcular el Índice de Incapacidad de Voz en el Canto (SVHI).

Según los reportes científicos, es confiable, válido y preciso.

El SVHI tiene dos versiones, la original de 36 preguntas y una versión corta de 10 preguntas.

Decidí automatizar la versión corta del Test SVHI y ahora lo pongo a tu alcance en CantoConCiencia como una herramienta básica e inicial para medir tu desempeño en el canto.

Es una pequeña auto-evaluación que puedes hacer acerca de tu voz.

El Test es muy fácil de completar, práctico y no tardas más de tres minutos en saber el estado actual de tu voz para cantar. Además le he añadido algunas observaciones generales según los resultados que obtengas. Los resultados te llegarán a tu bandeja de Email. ¿Te animas?

Da click en el botón para ir al Test:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *