5 características de calidad en tu voz al cantar

5 características de calidad en tu voz al cantar

Las 5 características que te presento hoy, son fundamentales y comunes a todas las voces, por naturaleza. Sin embargo, se pueden mejorar o ampliar. Su mejora responde a principios generales para todo cantante, basados en la práctica constante y adecuada de la técnica vocal.

1. Extensión o rango total. Es todo el conjunto de notas musicales que eres capaz de emitir como cantante, desde las más graves hasta las más agudas. Aunque se puede pensar que lo mejor es que sea una gran extensión,  no siempre es necesario, pues depende mucho en qué género de música te desenvuelvas. A través de la práctica, puedes extender tu voz hacia algunas notas más graves y/o más agudas que creías no podías emitir, el límite es la extensión natural de tu voz.

2. Tessitura. Esta es la parte de tu gama vocal donde sientes más cómoda tu emisión; donde te sientes muy bien cantando y lo haces sin dificultad. Es un indicador de qué tipo de voz tienes. Aproximadamente y generalizando los límites de acuerdo a la clasificación vocal clásica, las gamas de notas musicales son: para tenores, de Do3 a Do5; para barítonos, de La2 a La4; para bajos, de Mi2 a Mi4, para sopranos, de Do4 a Do6; para mezzo-sopranos, de La3 a La5; y para contraltos, de Mi3 a Mi5.

3. Passaggio. Es el paso de transición de la voz a través de los distintos registros vocales: grave, medio y agudo. Cuando es perceptible, se producen “quiebres” en tu voz, por lo que hay que trabajarlo por medio de la práctica para que no se te escuche como un cantante diferente en las notas graves, en las medias y en las agudas. El intervalo de frecuencias en las que generalmente se produce un cambio de registro es: para los tenores, entre Mi4 y Fa4; para barítonos, Re4 y Mi4; para bajos, Do4 y Re4. El passaggio para voces femeninas es una octava más alta que en el varón.

4. Resonancia. Es determinada en primera instancia por el tracto vocal. Tu voz contiene frecuencias generadas por las cuerdas vocales que forman picos (formantes) en las resonancias de tu tracto vocal. Además de generar tu timbre, determinan por ejemplo la vocal que estás cantando y otras características de resonancia como la sintonía de formantes con armónicos y la presencia de formante del cantante, que otorgan riqueza a la voz.

5. Frecuencia de vibrato. Es una modulación o variación de la frecuencia fundamental, se mide en hertz. Si es producido únicamente en la glotis, el vibrato tendrá una frecuencia entre 6.5 y 8.0 Hz, pero no se percibe como algo agradable; es común que sea producido por cantantes sin entrenamiento o por cantantes jóvenes en los primeros años de su formación. Cuando se genera desde el diafragma, pero carece de control o tono muscular, tendrá una frecuencia menor a 5 Hz; este tipo de vibrato frecuentemente afecta la claridad del canto y es uno de los defectos en voces envejecidas. El vibrato producido de forma natural, puede ser manejado voluntariamente por el cantante y se genera en todo el sistema vocal; para lograr su control y dominio se requiere entrenamiento y práctica; la frecuencia de este vibrato oscila entre 5 y 7 Hz y es agradable al oído de quienes te escuchan.

En la práctica del canto existen, por supuesto, ejercicios específicos para poder mejorar en tu voz cada una de las características descritas arriba. Mediante el trabajo y el entrenamiento consciente puedes conseguir muy buenos resultados, de acuerdo a tus alcances particulares.

Conoce Evocanto, un software que te ayuda a observar las características de tu voz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *